Obsequios

por -
0 925
Los regalos se hacen, en muchas ocasiones, con motivo de La Celebración de una determinada fecha o fiesta. A continuación expondremos otras ocasiones para hacer un regalo. 

Aniversarios.
En este caso los regalos suelen estar marcados por los años que se cumplan de convivencia; y a más años, más importancia suele tener La Celebración. Se pueden regalar desde flores, hasta una romántica cena o viaje. Los amigos cercanos suelen regalar algún detalle para la casa, algún tipo de objeto de plata (que puede ir grabado con las fechas señaladas) o algún tipo de libro o material gráfico que pueda tener relación con la fecha que se celebra.
Nacimientos.
Se puede optar por enviar a la madre unas flores, unos bombones o algún otro tipo de dulce o simplemente una simple tarjeta de felicitación. Si la visita es personal (mejor hacerla cuando la madre ya se encuentre en casa) se puede optar por llevar alguna prenda para el bebé o algún tipo de obsequio infantil (un sonajero, teteros, etc.).


Bautizos.
Si nos invitan a la misma, debemos tener un detalle con ellos. En este caso se regalan prendas o complementos para el bebé, o algún objeto infantil como sonajeros, una concha de plata para el bautismo, cucharitas papilleras de plata, una medallita de cualquier santo (dependiendo de las creencias rekigiosas), etc.
Comuniones.
Actualmente, el amplio abanico de posibilidades que van desde las consolas, los videojuegos, computadores, etc. También se puede regalar libros, una bicicleta, y cualquier tipo de juguete adecuado a la edad del niño.
Confirmaciones.
Aunque apenas se celebran ya este tipo de ceremonias, y casi nunca han sido motivo de regalos, si nos vemos en un compromiso de este tipo podemos optar por hacer un regalo similar al de las comuniones (videojuego, videoconsola, libros, un reloj, juguetes, etc.).

Compromisos.
En este caso será suficiente con llevar un detalle con nosotros: bombones o algún tipo de dulce típico, algún tipo de vino o licor, un ramo de flores (aunque personalmente somos partidarios de enviar un ramo al día siguiente con una nota de agradecimiento), y cualquier pequeño detalle que consideremos pueda agradar a nuestros anfitriones. Si sabemos que tienen niños pequeños, podemos llevarles algún detalle para ellos, cosa que será muy agradecida por sus padres.

El regalo puede ser un buen aliciente para que logremos una determinada meta. También se suele regalar con motivo de favores que nos han hecho.

 

Fuentes: Protocolo.org, Compradiccion.com